Actualidad

Carlos Alocén: “Aún vivo la selección más como aficionado que como jugador”

Cuando Carlos Alocén describe las paredes de su habitación, en casa de sus padres, está repasando a la vez la cartografía de sus sueños de baloncesto. “Tengo una buena colección de pósters. Un par de Pau Gasol, otro de Kobe Bryant, uno de LeBron James… y también tres camisetas colgadas: una del Chacho, la de mi debut con la selección hace un año, y otra de Sergi Llull”, cuenta el base del Casademont Zaragoza, de 19 años y 1,93m, en una entrevista con EL PAÍS tras uno de los entrenamientos con España en la semana de la primera ventana de clasificación para el Eurobasket de 2021 (victoria ante Rumanía el jueves y derrota frente a Polonia este domingo). “Todos los niños de patio de colegio sueñan con llegar a la élite, con representar a su país, con estar en un equipo grande… Era lo que yo soñaba y, de momento, voy por buen camino”, valora Alocén. En esos recreos en las pistas del Compañía de María aprendió a “disfrutar del juego sin egoísmos” y cogió carrerilla para comenzar a recopilar récords de precocidad. “Soy un chico alegre al que le gusta jugar a campo abierto, disfrutar corriendo, hacer un juego dinámico e intentar involucrar a todos mis compañeros”, se define antes de confesarse. “Con la selección me pasa que aún la vivo más con sentimiento de aficionado que de jugador. A veces, me parece imposible estar aquí”, señala mientras piensa qué hueco destinará en su museo a la medalla de campeón del mundo, la tercera tras el oro del Europeo sub16 en 2016 y la plata en el sub20 de 2019.

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *