Actualidad

En la entrañas del Raval de la vampira

Mañana fría de enero. Polígono industrial de Ca N'Oliveras, en Martorell. Una nave de 5.000 metros cuadrados ha sido convertida en el Raval de 1912 durante los 23 días que hace que dura el rodaje de La vampira de Barcelona. La película descubre el drama tétrico, crítico y oscuro que se esconde detrás el mito de Enriqueta Martí, la exprostituta que, según las crónicas, cometió los peores crímenes imaginables en los más bajos y miserables fondos de la Barcelona modernista y burguesa. Tres días más y esto estará hecho. “Un récord, creo”, dice el director, Lluís Danés. “Es una pena tener que rodar en tan poco tiempo, pero la situación es la que es. ¡Y lo que estamos haciendo mola mucho!”

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *