Actualidad

La mítica casa de subastas que vendió el descapotable de Raniero abre sus puertas en Madrid (por tiempo limitado)

A finales de los años cincuenta, el príncipe Raniero III de Mónaco materializó unos de sus mayores sueños: tener su propia colección de coches antiguos. Con tal fervor abrazó esta afición, que en poco tiempo el garaje de Le Palais Princier se quedó pequeño y tuvo que desplazar a más de un centenar de joyas aerodinámicas y deportivas a las Terrazas de Fontvieille.

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *