Actualidad

La única medallista olímpica de Irán huye del país

“Soy una entre los millones de mujeres oprimidas en Irán. Durante años jugaron conmigo como quisieron (…); me vestí como me dijeron; repetí cada frase que ordenaron. Se apropiaron de mí. Mis medallas las atribuyeron al velo obligatorio”, cuenta Kimia Alizadeh al anunciar que abandona Irán, un mes después de haberse instalado en Holanda. La luchadora de taekwondo, única medallista olímpica de la historia de su país (bronce en Río 2016), ha comunicado su renuncia a la bandera a través de un post en su cuenta de Instagram en el que pide a sus seguidores que la apoyen.

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *