Actualidad

Una ética para el jardín

Posted

“¿Un jardín extraordinario es un producto de consumo de la industria del turismo, un lugar de producción e ingeniería o un espacio de equilibrio entre el cuerpo y el espíritu?”. Hace décadas que el profesor en la Escuela Superior de Paisaje de Versalles Gilles Clément (1943) se pregunta por la lógica del jardín contemporáneo. Y en sus sucesivos ensayos — El jardín en movimiento (1994) o Manifiesto del tercer paisaje (2004)—, concluye que el territorio más vivo, que permite mantener la diversidad, es un espacio residual: no ha sido ordenado ni sometido y que por eso es rico y frágil a la vez.

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Comparte!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *