Actualidad

Una familia rota por el accidente de Estella

El pavimento conserva las marcas del autobús que perdió el control y se estampó contra la gasolinera de una calle céntrica de Estella (Navarra) tras arrollar 15 vehículos. David Vélez, propietario de la gasolinera donde ocurrió el siniestro, explica que el coche recibió el impacto y dio contra el muro que protege al establecimiento. El bus siguió avanzando hasta que lo detuvieron unos coches aparcados. Entre ellos estaba el coche de Joana, que ha sobrevivido, y en el que viajaban también sus dos hijos, de cinco y ocho años, fallecidos. Eran las ocho de la tarde del viernes y los tres se dirigían a casa, a Ayegui, a unos 10 kilómetros. Allí esperaba el padre, José Ramón, un zaragozano al que Joana Pascual conoció cuando se marchó de Arróniz, su localidad natal, para estudiar a orillas del Ebro.

Seguir leyendo.

All copyrights for this article are reserved to elpais

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *